¿Por qué son importantes los buscadores?.

Son una de las principales formas de acceso a los sitios web. De hecho basta con analizar nuestro comportamiento para que nos percatemos de ello. ¿Cuántas veces buscas información en Google a lo largo del día? Seguro que muchas.

Dado que internet está compuesto por millones de páginas web, es necesario organizar la información de alguna forma, para que los usuarios puedan encontrarla.

SEO proviene del término “Search Engine Optimization“, (optimización de motores de búsqueda) y se define como el proceso por el que intentamos que nuestro sitio web aparezca en los resultados de búsqueda gratuitos, en esta caso el motor de Google.

Cuando se alcanza una gran cantidad de páginas web dentro de un directorio, estos dejan de ser operativos y es necesario otro sistema de búsqueda, surgiendo así los buscadores. Como los usuarios los utilizan para acceder a la información, los dueños de los sitios web intentan aparecer en los primeros puestos (que son los que se llevan la mayor parte del tráfico) y de ahí surge lo que se denomina el SEO. Digamos que el SEO surge como una necesidad de aparecer en los primeros puestos cuando los usuarios realizan un búsqueda asociada a nuestro sitio web.

Desde que Google lanzó lo que se denominó el ” Universal Search” o búsqueda universal, los resultados ya no son textuales, ya nos encontramos con una página de resultados (SERP en inglés) como la siguiente:

Cuando buscamos “cursos de inglés” en Google tenemos distintos resultados. Los que están catalogados como de pago. Y aquellos que señalados como anuncios, esto es lo que se denominará SEM.

busqueda-universal

Hace ya algunos años los buscadores utilizaban una etiqueta que se llamaba “keywords”que se introducía en el código de la página, donde los dueños de los sitios webs o webmasters ponían palabras clave que consideraban relevantes para su sitio web. Esta etiqueta iba en el código, de tal forma que los usuarios no podían verla, (salvo que miraran el código de la página) pero los buscadores sí. Aquí muchos webmasters metían palabras clave irrelevantes pero que podían darle tráfico, por ejemplo: “somos una empresa de venta coches, en la etiqueta meta keyword metemos “viajes” y con esto tendríamos puntos para aparecer”. Dado que era fácilmente manipulabe y por el mal uso que se le daba, Google ya no la tiene en cuenta.

Si bien lo normal, es que muestren resultados orgánicos (o gratuitos) y de pago en la misma página.

Aunque el término correcto sería denominarlo PPC (pay per clic o pago por clic), utilizaremos la definición de SEM como publicidad de pago en buscadores (search engine marketing).

La principal diferencia entre estos dos métodos es que mientras en SEO no pagamos por cada clic, en SEM sí lo hacemos. Aunque podemos caer en el error de pensar que el SEO es gratis, requiere un gran esfuerzo en creación de contenidos y en conseguir enlaces, además  de existir otras diferencias importantes:

captura-de-pantalla-2016-10-30-a-las-02-22-58En Google la plataforma publicitaria se llama Adwords y pagamos por clic que el usuario haga en nuestro anuncio, y  compramos las palabras por las que queremos aparecer.

Lo óptimo sería combinar ambas estrategias, hay palabras clave que van ser rentables y otras que no, por lo que si aparecemos para  “comprar ordenador portátil” (los usuarios suelen buscar sin tildes) en SEO y SEM es  lo mejor.

El SEO podemos definirlo como el proceso de optimización de los resultados gratuitos de Google y el SEM sería el marketing de pago en los buscadores.  Ambos resultados se muestran cuando un usuario realiza una búsqueda, por lo que el interés del usuario por nuestro sitio web o la publicidad es alto. Las principales diferencias son que en SEM se paga por clic y es inmediato y  el SEO además de ser gratuito, se mantiene más a largo plazo y se pueden recibir más clics. También se ha visto que hay resultados donde el usuario solo ve prácticamente publicidad, sin hacer scroll y otros donde apenas hay publicidad. Lo interesante es utilizar ambas estrategias ya que ambas pueden ser rentables, no tienen porque ser excluyentes.